“Quería estudiar el universo como un todo”, Jaime Forero

Investigadores

Jaime Ernesto Forero, magister en Astrofísica de la Escuela Normal Superior de París y doctor en Física de la Escuela Normal Superior de Lyon en Francia, ingresó como profesor al Departamento de Física de la Universidad de los Andes en 2012. Su principal interés investigativo es el lugar que ocupa nuestra Galaxia en el Universo a través de herramientas computacionales.

Llegó a la Universidad de los Andes para formar parte del equipo de investigación en astronomía en el grupo Astrofísica, conformado por cuatro profesores y por estudiantes de pregrado, maestría, doctorado y postdoctorado. Los proyectos del grupo se desarrollan dentro de tres áreas de investigación: astrofísica computacional, astronomía observacional y astronomía de instrumentación y divulgación.

El profesor Forero es el encargado del área computacional a través de la que, en palabras de él, “es posible tener herramientas para manejar, analizar y comprender lo complejo”. Recalca además que lo computacional es indispensable, no sólo para la astronomía, sino para otras ciencias en las que los fenómenos son tan complejos que la descripción teórica es insuficiente, y tan abstractos y amplios que no es posible experimentar con ellos dentro de un laboratorio. Por eso, a través de un Clúster de Computo de Alto Rendimiento —que equivale a trabajar simultáneamente con 1.000 computadores— Forero simula galaxias y universos para compararlos con las galaxias y el Universo ya observado. Dentro del área de astrofísica computacional, maneja cuatro líneas de investigación: cosmología, formación de la Vía Láctea, galaxias distantes y descripción de la distribución de materia a gran escala en el universo.

A través de las investigaciones desarrolladas dentro de estas líneas, Forero ha logrado madurar la intuición y la evidencia científica que permite reconocer que la Vía Láctea no es tan típica como se ha creído. Hace tres o cuatro años se pensaba en la Vía Láctea como una galaxia más; sin embargo, las investigaciones recientes siguieren que su historia de formación, su cinemática y el lugar que ocupa dentro de la red cósmica son atípicos. De ahí que este astrofísico recalque la necesidad que tiene la astronomía de transmitir sus investigaciones no sólo a la comunidad académica y estudiantil, sino a un público general no especializado.

Actualmente hace parte del Dark Energy Spectroscopic Instrument (DESI), una colaboración internacional de cosmología observacional, liderada por la Universidad de California en Berkeley y que cuenta con la participación de 200 científicos. Dentro de este proyecto, entre 2018 y 2022, se pretende realizar un mapa 3D del universo. Esto con el fin de obtener las posiciones de millones de galaxias y de determinar las propiedades de la llamada Energía Oscura causante de la expansión acelerada del Universo. Desde la Universidad de los Andes se está simulando el proceso de observación de dichas galaxias para entender cómo va a funcionar el experimento al momento de la observación real. La comunidad científica considera que este proyecto constituye “el experimento” de la siguiente generación de la cosmología observacional.

Actualmente Jaime Forero es el coordinador de la Oficina Regional Andina de Astronomía para el Desarrollo, una red de colaboración internacional andina que involucra a investigadores de Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Chile, y que tiene como objetivo la coordinación de proyectos a nivel investigativo y de educación en la región.

 

Visite el perfil de este profesor.